Image Image Image Image Image
Hacete amigo Seguínos Suscribite
Volver Arriba

Arriba

Editorial – ¿Por qué vale la pena Estimulación Temprana?

Milagros Oromi Encargada de Estimulación Temprana

Milagros Oromi
Encargada de Estimulación Temprana

Mili, la Encargada de “Primeros Pasos”, nos revela la importancia de dar oportunidades en la primera infancia. Mirá cuáles son las claves del desarrollo de los más chiquitos.

Al pensar en brindar oportunidades a un niño o joven, por más valiosas o enriquecedoras que fuesen, nos estaríamos quedando truncos si no pensásemos en aquellas posibilidades que se juegan durante la primera infancia. Cada vez más la ciencia y la experiencia cotidiana nos demuestran el inmenso valor que tienen los primeros años en el desarrollo de un niño. Una adecuada nutrición, un vínculo de apego sano con la madre u otro cuidador significativo, la posibilidades de acceso a un ambiente rico en estímulos sensoriales y cognitivos, un ambiente seguro donde desarrollar el juego y el aprendizaje hacen a un futuro de posibilidades. El desarrollo neuronal que se lleva a cabo durante los primeros dos años de vida es único… A su vez los hitos motores y cognitivos alcanzados durante estos años son una base segura para poder adquirir más tarde aprendizajes significativos en la escuela y la vida.
En el programa de Estimulación Temprana creemos firmemente en esto, por eso ponemos todos nuestros esfuerzos en favorecer y velar por un desarrollo sano durante los primeros años de vida. Trabajamos en grupos con madres y niños de 0 a 5 años. Llevamos a cabo diferentes actividades donde se trabajan transversalmente las distintas áreas: cognitiva, social, motriz y del lenguaje. A su vez realizamos seguimientos individuales del desarrollo de todos los niños, brindando pautas para el hogar y realizando derivaciones pertinentes a otros profesionales de la salud si se cree necesario. Semestralmente se realizan evaluaciones de desarrollo donde se coteja el crecimiento de los niños en todas sus áreas. Los niños tienen posibilidad de acceder a un espacio seguro de juego desde los primeros meses, accediendo también a libros que se pueden llevar semanalmente a sus casas.
No podemos pensar en nuestro trabajo si no es desde el protagonismo de la madre durante esta etapa. Por esto trabajamos junto a ellas semanalmente, lo hacemos durante espacios de juego compartido con los niños, en los seguimientos individuales y en los grupos de madres. Estos últimos se convirtieron últimamente en un pilar de nuestro trabajo, en ellos se charlan y reflexionan temas de crianza y pautas de desarrollo. Son los grupos la forma de crear redes de apoyo y sostén. A través de los grupos son ellas mismas quienes se acompañan mutuamente en lo cotidiano de la crianza. Buscando espacios de salud, intentando salir de la violencia tantas veces presentes, aprendiendo otras formas de relacionarse y desde nuevos lugares son capaces de brindarles nuevas oportunidades a sus hijos.