Image Image Image Image Image
Volver Arriba

Arriba

Programas

Formación y Prevención Formación y Prevención

On 07, Dic 2011 | En

Formación y Prevención

En el Taller de Comunicación y Prevención de Adicciones trabajamos sobre distintos temas haciendo foco en la autoestima y la comunicación.


DESCRIPCIÓN

Realizamos talleres grupales con distintas temáticas (adicciones, violencia, sexualidad) para niños, jóvenes, madres y equipo de trabajo. Trabajamos en la sede de Lomas de Mariló (Moreno) y en Ejército de los Andes, Ciudadela (Tres de Febrero).


OPINIÓN

¿Por qué valen la pena los talleres?

Vero Apellaniz, encargada de dar los talleres de comunicación y prevención junto con Claudio Scalese, asegura que poner palabras al dolor devuelve a cada uno su libertad.

Los talleres valen la pena porque dan la posibilidad de mirarnos y escucharnos desde otro lugar. En ámbitos vulnerables duele mucho hablar sobre abandono, soledad, violencia, frustraciones y se tiende a tapar esos sentimientos con alcohol, drogas o mucha agresividad. El ponerle palabras a sus experiencias no va a hacer que éstas sean menos dolorosas pero les devuelve la libertad para, una vez desahogadas, elegir que hacer frente a esas circunstancias. Es un proceso largo, muy lento cuyo principio básico es la ESCUCHA.

Nuestra meta es ampliar su marco de libertad para que puedan hablar cada vez más de sus sentimientos, emociones, miedos, etc. y lograr que se registren unos a otros como iguales necesitados de afecto.

Se repiten las historias durísimas y no está en nuestras manos solucionarlas, pero en los talleres vamos incorporando y practicando herramientas para que no se sientan solos. Para que se sepan personas inteligentes, valiosas y con poder de decisión.


ENTREVISTA

Elías Rojas (17), participante de los talleresElias-Rojas-2

– ¿Qué es el taller de prevención?
– El taller es una forma de sentirse libre.

– ¿Qué aprendiste en los talleres?
– Los talleres me ayudaron a aprender a expresarme y sentirme libre de cosas de la vida, de los problemas que traigo. Me sirvieron para darme cuenta de que está bueno trabajar con el otro, en el afuera, comunicarme con mis amigos. Yo antes tenía otra forma, ahora me doy cuenta de que no me expresaba.

– ¿Cómo te fue en tu primer taller?
– Me acuerdo que al principio todo me daba vergüenza, no me daban ganas de charlar. Todas mis buenas noticias me parecían tontas. Después aprendí que la buena noticia es la de cada uno y es lo que a vos te pone feliz. Es mía y es importante para mí.

– ¿Qué valoras de la comunicación?
– Al final te das cuenta de que soltar la amargura es algo bueno. Poder contar lo que siento, lo que me pasa, es algo bueno. Ahora no tengo vergüenza, tengo derecho a expresarlo.